Loading...

La robótica, como ya sabemos, está llamando a la puerta de las empresas. Literalmente. La robótica se estima que en un futuro será capaz de sustituir determinadas tareas humanas en el trabajo. Esto trae ventajas, pero ¿acaso no hemos visto centenares de películas alertándonos de los peligros? Son muchas las personas en contra del uso de la robótica. No obstante, los futuros investigadores de Industria 4.0 y de máster en robótica están trabajando para que todo sea mejor. A continuación, conocerás a Sophia, un robot que está dando mucho de que hablar. ¿Te animas?

El hombre detrás de la máquina

Para entender a Sophia, es importante entender a su creador, David Hanson. Es el fundador y CEO de Hanson Robotics, pero no siempre ha sido una figura importante en el mundo de la IA.

Hanson en realidad obtuvo un BFA en cinematografía. Trabajó para Walt Disney como un “Imagineer”, creando esculturas y tecnologías robóticas para parques temáticos y luego obteniendo su doctorado en estudios estéticos. En 2005, colaboró en un trabajo de investigación donde describió su visión para el futuro de la robótica. Y la tesis se parece mucho a lo que está sucediendo con Sophia ahora.

El informe de ocho páginas se llama “Upending the Uncanny Valley”. Es la reprensión de Hanson de la teoría de Uncanny Valley de que a la gente no le gustarán los robots si se ven muy cerca, pero no exactamente como los humanos. De hecho, el periódico dice que los robots “extraños” pueden ayudar a abordar la cuestión de “lo que es humano” y que no hay mucho que perder al experimentar con robots humanoides.

Hanson se acerca a Sophia con la mentalidad de que ella es la viva imagen de la  IA “en su infancia”, con la siguiente etapa siendo inteligencia artificial general o IAG (AGI en inglés), algo que la humanidad aún no ha logrado. En el largo camino hacia este propósito, Hanson dice que los desarrolladores de IA deben pensar como padres. Él quiere “criar a la AGI como un buen niño, no como el producto de multitud de cosas encadenadas”. “Esta es la fórmula para una superinteligencia segura”, dijo Hanson.

La búsqueda de la superinteligencia

Pero en términos de inteligencia artificial general, Sophia todavía no ha logrado esta meta. “Desde el punto de vista del software diría que Sophia es una plataforma, al igual que un ordenador portátil es una plataforma para algo”, dijo Ben Goertzel, científico jefe de Hanson Robotics. “Puedes ejecutar muchos programas de software diferentes en ese mismo robot”.

Según Goertzel, Sophia tiene tres sistemas de control diferentes: Timeline Editor, Sophisticated Chat System y OpenCog. Timeline Editor es básicamente un software de scripting directo. El sofisticado sistema de chat le permite a Sophia reconocer y responder palabras y frases clave. Y OpenCog basa las respuestas de Sophia en la experiencia y el razonamiento. Este es el sistema que esperan un día convertirse en AGI.

El jefe de IA de Facebook dijo que Sophia es una “marioneta”. En una publicación de Facebook, Yann LeCun dijo que los miembros del personal de Hanson eran titiriteros humanos que deliberadamente quieren engañar al público.

En un gran esquema de cosas, un ser consciente, o AGI, es el objetivo de algunos desarrolladores. Pero nadie lo ha logrado aún. Hay una gran cantidad de empresas que intentan superar los límites de las capacidades de los robots. Desde Honda hasta Boston Dynamics, compañías de todo el mundo están desarrollando robots humanoides con inteligencia artificial. Ahora, nos encontramos ante una carrera para ver quién llegará primero.

Robo-ética y la carrera para ser el primero

La carrera de las empresas de Silicon Valley en la IA parece estar desempeñándose en algo como “hazlo rápido sin importar cómo”. Pero después del escándalo de Facebook con Cambridge Analytica, el público es más consciente de las posibles repercusiones de un desarrollo tecnológico precipitado.

“Existe una fantasía detrás de la creación que se está incorporando en la práctica de la ingeniería y la robótica y la inteligencia artificial”, dijo Kathleen Richardson, profesora de ética y cultura de la robótica y la inteligencia artificial en la Universidad De Montfort.

Robótica e inteligencia artificial, unidas

Hay una ola creciente de expertos en ética de la tecnología que dedican su trabajo a garantizar que la IA y la tecnología se desarrollen de manera responsable. Porque en última instancia, la tecnología y ahora la robótica alcanzan algo más que los laboratorios de investigación y las nuevas empresas de Silicon Valley. Es decir, hay una unión por lograr una integración más responsable con esta tecnología.

El equipo de Hanson Robotics dijo que no esperaban que Sophia despegara tanto como ella. Pero su apariencia física es otro ejemplo de lo que algunos ven como una representación tradicional de robots femeninos convencionalmente atractivos, sumisos por diseño.

Ahora que ya conocemos a Sophia, ¿no pensamos que todavía tenemos mucho que averiguar? Este campo es realmente denso y fascinante, y nosotros acabamos de abrir la puerta. Sin duda, se necesitan investigadores expertos en robótica, inteligencia artificial e Industria 4.0. Desde la Universidad de Alcalá ofertamos un máster en Industria 4.0 que te ayudará a formarte para ser el mejor. ¿Qué te parece la idea? ¡La humanidad te necesita!

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



DIRECCIÓN
Campus IUTA Bernardino Obregón, 25 28012 Madrid (España)
 Anterior  Todos Siguiente